Historia

Mary Burmeister


Mary Burmeister

Meister Jiro Murai  


Meister Jiro Murai

 

Jin Shin Jyutsu es un arte milenario japonés de sanación, transmitido de boca en boca durante generaciones. Sin embargo, no logró encontrar su lugar en la vida moderna, cayendo cada vez más en el olvido.

No fue hasta los comienzos del siglo XX que el Jin Shin Jyutsu fue redescubierto por el maestro japonés Jiro Murai (1886-1961). Nacido en el seno de una familia de médicos, Jiro Murai ya había entrado en contacto con la medicina occidental desde muy pequeño. Sin embargo, conoció en carne propia los límites de ésta, al ser diagnosticado con una enfermedad terminal, la que pudo superar gracias a los conocimientos milenarios de la medicina tradicional japonesa.

A partir de entonces, Jiro Murai dedicó el resto de su vida a investigar y aplicar los conocimientos del Jin Shin Jyutsu. Gracias al estudio de las tradiciones ancestrales, entre ellas el Kojiki («registro de cosas antiguas») y la experiencia propia descubrió que todos los seres tenemos la capacidad innata de practicar este arte de sanación. Todos nacemos con el instrumento esencial para practicar el Jin Shin Jyutsu: nuestras manos.

Jiro Murai transmitió sus conocimientos y resultados en especial a dos de sus alumnos: Haruki Kato (1928-2014) y Mary Burmeister (1918-2008).

Mary Burmeister, una japonesa nacida en los Estados Unidos, viajó a finales de la década de los cuarena a Japón, para conocer la tierra de sus antepasados. Allí vio por primera vez a Jiro Murai en una ponencia y quedó impresionada por sus conocimientos y personalidad de tal manera, que decidió quedarse los siguientes seis años junto a su padre y cerca de Jino Murai, para sumergirse en el estudio del arte de Jin Shin Jyutsu. En 1954 volvió a los Estados Unidos y contrajo matrimonio.

Mary Burmeister tradujo los conocimientos de Jiro Murai al inglés. Durante varios años siguió formándose hasta hacer del Jin Shin Jyutsu lo que es hoy en día, una autoayuda o tratamiento. A principios de los sesenta comenzó a enseñar. Tiempo después, durante el comienzo de la década de los ochenta, se realizaron los primeros cursos de formación de practicantes en Alemania.

Haruki Kato se convirtió en el sucesor de Jiro Murai en Japón tras su muerte y siguió enseñando hasta su fallecimiento. Hoy en día tenemos la suerte de contar con su hijo Sadaki Kato como sucesor, quien sigue con las enseñanzas de su padre y da clases también en EEUU y Europa.