Biomagnetismo - Par Biomagnético

La magnetoterapia trabaja por medio de pares biomagnéticos del médico mejicano Dr. Isaac Goiz Durán, quién en 1988 descubre y desarrolla este método. El biomagnetismo utiliza el campo magnético de nuestro cuerpo. Un desequilibrio en el campo magnético corporal se percibe como molestia o enfermedad.

La teoría del Dr. Goiz dice, que muchas de las enfermedades están debidas a combinaciones de cambios fundamentales del pH dentro del organismos y a la presencia de virus y bacterias. Cada enfermedad empieza con dos puntos entrelazados los cuales tienen la misma calidad bioenergética pero que se encuentran en distintas partes del cuerpo. En una parte del cuerpo predomina la acidosis y en la otra la alcalosis, de tal manera que se acumulan en uno de los puntos los virus y las bacterias. Aplicando sólo dos imanes bien con el polo norte o con el polo sur en determinados puntos de energía, los virus y las bacterias pueden perder su poder patógeno.

Sobre el origen de la magnetoterapia se encuentran anotaciones de hace unos 3.500 años en Egipto, China y la India. Aproximadamente en el siglo I después de Cristo un pastor griego llamado “Magnes” fue el primero que descubrió la fuerza de los imanes en la civilización occidental. La punta de su bastón de hierro fue atraído por una piedra y se metió ésta en sus zapatos, pudiendo así recorrer distancias muy largas.

El descubrimiento de esta piedra que es un imán natural, que atrae por ejemplo virutas de hierro, se encuentra también en los escritos de Aristóteles. Los alquimistas europeos usaban la piedra magnética para curaciones. En tiempos de Galileo Galilei se descubrió gracias al viaje de Fernando de Magallanes, que la tierra era redonda y era un gran imán con un polo sur y un polo norte. Paracelsius utilizaba el conocimiento del magnetismo para tratar inflamaciones corporales. Vemos que siempre se había conocido esta ciencia.

La tierra es un imán gigante de 0.5 Gauss que manda sus ondas a todos los organismos vivientes.

El biomagnetismos como terapia alternativa se puede usar para todo y es compatible con otro tipo de terapias y también la medicina convencial.